Archivo mensual: mayo 2010

Cuatrocuentos #9

Esta vez con relatos de Patricia Esteban Erlés (España) Leo Felipe Campos (Venezuela), Fernanda García Lao (Argentina) y Wilfredo Machado (Venezuela).  Además inauguramos la sección Un autor recomienda, con la participación de Alberto Barrera Tyszka y su libro recomendado La zona, de Serguei Dovlatov.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cuatrocuentos

Patricia Esteban Erlés: “Una y otra”

          Ambas saben de la existencia de la otra, y no porque él se haya molestado en sentarse a hablar del tema para aclarar algunos puntos, como quizás sería deseable, sino porque las dos son mujeres guapas, listas y sin escrúpulos. Son tan guapas como él, y por eso le miraron y él las miró a ellas en sendos bares nocturnos, donde resplandecían como satélites mientras el resto de los mortales se conformaba con pedir una copa o sortear las quemaduras de cigarrillos ajenos. Son guapos los tres, de eso está seguro él, que para algo tiene espejos hasta en el techo, y ellas, que saben de sí mismas lo guapas que son y que cada vez que lo miran a él piensan lo muy guapo que les parece. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo España

Leo Felipe Campos: “El malandro soy yo”

 

        Mi nombre es Ismael y soy una persona insegura, tímida, acomplejada. Como ven, soy crítico, muy autocrítico. Y también un poco miedoso. No me odio, pero me tengo arrechera. Soy alto y flaco, ni tan alto, ni tan flaco, pero más o menos. Digamos que soy un nerd clásico, con una inteligencia superior que no sirve para nada. O que no sirve para mucho. Con ella he podido alejarme de mi familia lo suficiente como para no tener que soportar a diario sus estupideces, sus frivolidades, sus adicciones. Con ella he podido entender las diferencias entre el Minimal, el IDM, el Europop, el Techno, el Trance y esa nefasta y maravillosa invención que llaman Changa Tukki. No más.  Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Venezuela

Fernanda García Lao: “Vertical”

          

          Esa mañana, se levantó en la cama de alguien rogando amor, entusiasmada. Fármacos en las rodillas y aquel hombre pequeño y bien formado mostrándole los dientes. Había tragado, había desaparecido para ser cubierta de polvo blanco. Rozó sus nalgas contra maderas astilladas en una danza de insecto mareado. Sus nalguitas sonrosadas cepillando la madera, sacaban chispas. 
          Él llegó a su cuerpo con olor a amnesia, con los ojos entreabiertos y cerrados. Lapidario, humillante. Prendió un cigarrillo en su trasero y apretó las mandíbulas con dos dedos. Ella, absolutamente prendida y amarga, aunque parezca extraño, le dio besos de feria. Besitos de monstruo iluminado sin amor. Sigue leyendo

3 comentarios

Archivado bajo Argentina

Wilfredo Machado: “Las sombras invisibles” (seis cuentos breves)


Cumpleaños del mago

          Buscaba en cada presentación y a cada momento cruzar el círculo de afilados cuchillos que lo despedazaban lentamente como una jauría de carniceros furiosos. La primera vez que saltó perdió una de las orejas -que quedó colgando en la punta de un cuchillo descomunal-, aunque no le importó de ningún modo. Era un precio bajo para su osadía. Además le bastaba sólo una para escuchar las interferencias del mundo, el susurro del viento entre las láminas brillantes que lo aguardaban con ansiedad a cada presentación. Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Venezuela